sillas_con_tapiceria_pintada_a_mano-7-02

Tiempos de cambio

Mi clienta, una abuela dulce y entusiasta, había visto algunos de mis trabajos y se quedó cautivada con la idea de cambiar de arriba abajo algunos de sus muebles de uso más cotidiano. Inicialmente pensó en dos sillas, que siempre tenía en su habitación, y en un reposapiés, indispensable, al lado del sofá. Se trataba, por tanto, de buscar dos soluciones por separado. En esta ocasión la elección de tonos era muy importante: las sillas debían combinar adecuadamente con los colores de la habitación y el reposapiés con la gama del sofá. Además, la madera oscura de las sillas invitaba a pintarlas completamente, por lo que así se lo propuse junto con mis bocetos. Como véis, hay un antes y un después.

VER MÁS SILLAS Y BUTACAS PEDIR UN PRESUPUESTO