Butacas, sofas, sillas, con tapicerías pintadas a mano

En el caso de las butacas, sofás, sillerías o piezas sueltas, las posibilidades también son inmensas. Como en el caso de los muebles en general, puede tratarse de piezas que tengan un valor sentimental, o una función específica en nuestra casa, pero que se han quedado olvidadas y anticuadas. A veces son muebles heredados, incluso valiosos, pero difíciles de encajar a priori en el ambiente de nuestro hogar. Otras son sillas o butacas que usamos habitualmente pero cuya estética ya no nos complace.

Mi propuesta en ambos casos es crear un objeto original vistiéndolo con una tela única, diseñada y pintada a mano por mí. La manera de trabajar habitual es similar al de otros tipos de mobiliario: necesito ver la pieza y el lugar donde te gustaría colocarla y conocer, si las tienes, tus preferencias relativas a estilo, colores y motivos.

Quizás no tenga una idea bien definida de lo que quieres, pero no es un problema, porque te puedo ayudar complementando tus ideas, o proponiéndote alternativas que no se te hayan ocurrido. De hecho esta es una de las partes más importantes de mi trabajo.

Así te podré presentar un presupuesto basado en el trabajo a realizar, que una vez aceptado nos llevará a la fase del trabajo sobre bocetos, abstractos, figurativos, geométrico, ... dependiendo de la ocasión, y una vez acordado el diseño a seguir, me pondré manos a la obra.

Te propongo que pasees por los ejemplos de esta página para buscar inspiración, y que si tienes algún sueño concreto, te pongas en contacto conmigo. Te aseguro que juntos conseguiremos que tu silla o tu sofá sean extraordinarios.