mural-can-pintxo-soller-6-02

Can Pintxo, 12 meses al año

Mi cliente inauguraba un restaurante de tapas y pinchos, un local que debía destacar por su cocina y por conseguir crear un espacio acogedor y a la vez singular. El espacio contaba con una gran pared donde se había planeado pintar un mural que diese color al comedor de la primera planta. La intención era que la obra diese pistas sobre el sueño que su dueño estaba empezando a hacer realidad.

Le propuse hacer un gran calendario donde cada mes contase lo característico de ese tiempo, donde se diese presencia al cine, a la música, a determinadas fiestas patronales... un montón de ideas que conformaron el diseño de los 12 paneles como si de un gran almanaque creativo se tratase.

El mural de Can Pintxo ya es muy familiar para sus clientes habituales, pero todavía hoy me confiesan que siguen descubriendo pequeños detalles que les habían pasado desapercibidos.

VER MÁS MURALES PEDIR UN PRESUPUESTO